Sede CDMX

Laboratorio Nacional de Geointeligencia

Firma de Convenio de Colaboración Conacyt – Gobierno de la Ciudad de México en materia de ciencia de datos para la calidad del aire

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) aportará equipo, conocimientos y una plataforma informática que permitirá realizar pronósticos de calidad atmosférica al Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Firma de Convenio de Colaboración Conacyt - Gobierno de la Ciudad de México en materia de ciencia de datos para la calidad del aireLas doctoras Claudia Sheinbaum y Elena Álvarez-Buylla —jefa de Gobierno de la Ciudad de México y directora general del Conacyt, respectivamente— informaron que el objetivo es implementar soluciones tecnológicas con base en ciencia de datos, que permitan pronosticar los niveles de contaminación en la capital del país con 24 horas de anticipación y con ello implementar decisiones de política pública respecto de la gestión de riesgos para la ciudadanía y el cuidado del medio ambiente. Dicho Convenio de colaboración, multidisciplinario e interinstitucional, ejemplifica la articulación de capacidades y el aporte de la ciencia, la tecnología y la innovación en la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad de México.

 

Por su parte, la jefa de Gobierno, Dra. Sheinbaum, comentó que, con la firma de este Convenio (con el debido resguardo de los datos personales), se ponen al servicio de la comunidad científica nacional todos los datos e información de tráfico de la ciudad y de contaminación atmosférica, por ejemplo, todos los datos que se generan desde la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP). El objetivo es que los científicos nos ayuden y hagan el análisis y la investigación en diversos temas, como el de la seguridad, “para poder generar nuevas políticas públicas”.

Durante su intervención, la directora del Conacyt, Dra. Álvarez-Buylla, dijo que el Convenio “ilustra las posibilidades del modelo de Ciencia Pública comprometida con la sociedad y el medio ambiente”, “generando sinergias entre diversos niveles e instituciones de gobierno, a través de la ciencia y sus aplicaciones”, mediante la transferencia tecnológica “para garantizarnos una vida con más bienestar”. Enfatizó que esto ha sido posible a partir de la generación de “modelos de pensamiento distintos para entender las problemáticas actuales, integrando equipos interdisciplinarios, desde la complejidad”, para “construir métodos para el tratamiento de datos con una rigurosidad tal que ahora podemos hablar de ciencia de datos”.

 

img2com62

Como señaló el titular de la Agencia Digital de Innovación Pública, José Merino, el Convenio permitirá promover el intercambio de bases de datos para su análisis, con la posibilidad de plantear demandas para acceder a fondos públicos de investigación en materia de ciencia de datos. Se impulsa la ciencia y la investigación al mismo tiempo en que colaboramos gobierno y academia para generar soluciones para la Ciudad.

En el Convenio participarán algunos Centros Públicos de Investigación coordinados por el Conacyt, entre ellos el Centro de Investigación en Ciencias de la Información Geoespacial (CentroGeo) y la ADIP, quienes apuntalarán las capacidades técnicas de la Dirección General de Gestión de la Calidad del Aire de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, a través de convocatorias específicas, con la intención de generar un modelo de articulación de herramientas y capacidades replicable en otras ciudades de la República Mexicana.

Además de este acuerdo, las titulares del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y del Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Agencia Digital de Innovación Pública, suscribieron un Convenio de Colaboración en materia de ciencia de datos, que permitirá proveer a la ciudad de estas innovadoras herramientas en distintos ámbitos como movilidad, salud y protección civil, entre otros.

La Ciudad de México, como cualquier otra megaurbe, enfrenta grandes retos en el tema de la calidad del aire, a lo que se suma el agravante geográfico que impide la rápida dispersión de contaminantes, pues se ubica en un valle con altitud elevada y encerrado por cadenas montañosas, con pocas aperturas de circulación del viento, principalmente hacia el Noreste de la ciudad.

El modelo predictivo de la calidad del aire analiza los datos históricos de los niveles de contaminantes, proporcionados por la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), con herramientas de cómputo inteligente para pronosticar los niveles de tres contaminantes clave (ozono, PM10 y PM2.5) hasta con 24 horas de anticipación, brindando a la propia Secretaría y al Gobierno de la Ciudad información útil para la toma de decisiones de política pública. La herramienta de ciencia de datos diseñada por el Conacyt servirá como complemento a la metodología utilizada actualmente por el Gobierno de la Ciudad de México para detectar los niveles críticos de contaminación atmosférica.

Para obtener el modelo estadístico, colaboradores del Conacyt exploraron métodos de vanguardia de ciencia de datos, como el llamado machine learning, capaz de recuperar y analizar en tan sólo 10 minutos todas las variables meteorológicas y los datos de contaminantes medidos en diferentes escalas de tiempo del Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México. También se informó que durante el proceso de pruebas el modelo predictivo entrenó distintos algoritmos supervisados, así como algoritmos de inteligencia artificial con arreglos de redes neuronales artificiales, con resultados muy precisos y con alto índice de resiliencia a falsos positivos.

 

Asistieron:

Además de la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y de la Dra. Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Conacyt, asistieron el Dr. José Ignacio Chapela Catañares, director del Centro de Investigación en Ciencias de la Información Geoespacial, la Dra. María del Carmen de la Peza Casares, directora adjunta de Desarrollo Tecnológico; Paola Villarreal, coordinadora del Proyecto de Ciencia de Datos y Calidad del Aire por parte del Conacyt; el Mtro. José Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública; la Dra. Marina Robles García, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México; personal de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, y representantes de Centros Públicos de Investigación (CPI) y del Conacyt.

Documento disponible aquí